Jolive | El olivo: una cura para los alérgicos
Un posible tratamiento a la alergia podría encontrarse en el olivo, en una molécula antioxidante y antiinflamatoria llamada uvaol
jolive, alergia, polen, olivo, alergicos, uvaol
22589
post-template-default,single,single-post,postid-22589,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.6,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

El olivo: cura para los alérgicos

La primavera ya está aquí y con ella viene de la mano la floración de muchas plantas y árboles. Suben las temperaturas, los días son más largos y todo se  inunda de flores. Una etapa que muchos llevaban esperando, pero que para otros puede suponer una gran molestia.

Y es que, con la llegada de esta estación, las personas que padecen alergia empiezan a notar los primeros síntomas: estornudos, sensación de picor, dificultad al respirar… Todo un cúmulo de incomodidades para aquellos que sufren de esta reacción.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) alrededor de 700 millones de personas sufren algún tipo de alergia y más concretamente en España, la segunda causa que más afecta a los alérgicos es el polen de olivo. Pero podría ser precisamente, el propio olivo el que los ayudara a mitigar su problema ¿Cómo? Gracias al uvaol.

El uvaol es una molécula presente en la hoja del olivo, la aceituna y los aceites vírgenes, que posee grandes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. De modo, que este compuesto podría, según un estudio del ‘European Journal of Pharmacology’, ayudar a tratar la inflamación que produce la alergia en las vías respiratoria, facilitando de este modo la oxigenación.

De momento el estudio solo ha sido testado en animales, aunque todo apunta a que el propio olivo pueda ser la clave para solucionar el problema a muchos alérgicos.

Además de este beneficioso tratamiento, otra investigación realizada en la Universidad de Jaén sostiene que el uvaol podría ayudar a combatir el cáncer de mama. Parece que el olivo y sus magnificas propiedades no dejan de sorprendernos una y otra vez.